POR EL CAMINO DE LA PERFECCIÓN.

"NADIE ES PERFECTOOtra de las frases muy usadas entre las personas y una común excusa entre varios creyentes. Pero si la miramos desde el marco bíblico, al decir esta frase, lo que realmente estamos diciendo es: "No soy, ni quiero ser obediente a Dios". Lo que pasa es que no estamos comprendiendo la perfección de un modo como Dios quiere que la comprendamos. Pero la Biblia ofrece las respuestas necesarias que nos impulsan a correr nuestros pasos por el camino de la perfección y la integridad, cada día.

A) LOS PERSONAJES QUE DIOS USA PARA ENSEÑARNOS LA PERFECCIÓN. 
  • Noé, nos enseña que ser perfecto es no ser llevado por la corriente de nuestra generación. "Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé." [Gn.6:9] 
  • Abraham, nos enseña que ser perfecto es vivir sin excusas para obedecer a Dios. "Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto." [Gn. 17:1] 
  • Josué Caleb, nos enseñan que ser perfecto tiene que ver co seguir fieles a Dios a pesar de que los indicadores parezcan todos en contra de ello. "excepto Caleb hijo de Jefone cenezeo, y Josué hijo de Nun, que fueron perfectos en pos de Jehová.]" [Num.32:12] 
  • Job, Nos enseña que ser perfecto implica vivir apartado de todo lo malo. "un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal." [Job 1:1] 
  • Jesús, nos enseña que ser perfecto es tener como prioridad el Reino de Dios, sin ídolos en el corazón. "Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme." [Mt.19:21] 
  • Santiago, nos enseña que ser perfecto es tener la entereza de enfrentar las pruebas con gozo y la paciencia muy desarrollada en nuestras vidas. "Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna" [Stg.1:4] 
  • Juan, nos enseña que ser perfecto es tener afirmado el amor de Dios en nosotros para con todos los demás. "En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor." [1Jn. 4:18] 
  • Pablo, nos enseña que ser perfecto es dejar de excusarse bajo la frase "Nadie es perfecto". Por el contrario, comenzar a proseguir cada día hacia la perfección, teniendo como prioridad la gloria de Cristo. "No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.. Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos" [Fil.3:12,15]

B) LAS DEMANDAS DE DIOS NOS ANIMAN A LA PERFECCIÓN.
  • Mateo 5:48 - "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto".
  • Santiago 1:4 - "Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna."
  • 1 Reyes 8:61 - "Sea, pues, perfecto vuestro corazón para con Jehová nuestro Dios, andando en sus estatutos y guardando sus mandamientos, como en el día de hoy."
  • Santiago 3:2 - "Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo."
  • Deuteronomio 18:13 - "Perfecto serás delante de Jehová tu Dios."
  • Proverbios 11:5 - "La justicia del perfecto enderezará su camino;Mas el impío por su impiedad caerá."

 C) LOS CONCEPTOS BÍBLICOS DE LA PERFECCIÓN.
Estos nos enseñan principios para comprender mucho mejor sobre la perfección y como caminar en ello. Ser perfecto es:
  • Caminar en la ley de Dios. Salmos 119:1
  • Ser ministrados constantemente por los siervos de Dios. Colosenses 1:28; 4:12
  • Dejar de poner énfasis en rituales, dogmas y liturgías para ser plenamente Cristocéntricos. Hebreos 10:1
  • Mantener la unidad con disposición de corazón. Juan 17:23; Efesios 4:13
  • Prácticar constantemente el amor como un principio marcado de por vida. Col. 3:14
  • Ser nutrido y preparado por la palabra de Dios, en disposición para toda buena obra. 2 Timoteo 3:17
 No hay más excusas, si eres hijo de Dios Él te ha capacitado para que puedas correr por el camino de la perfección. Ánimo y sigue adelante! Comparte esta enseñanza.

JONATAN CÓRDOVA
Columna y Baluarte RC.